Saltar al contenido

¿QUE ES UNA CREENCIA? CREENCIAS LIMITANTES

Les he hablado en varias oportunidades de creencias limitantes, pero hoy quise hacer un post sobre que es una creencia, porque su influencia es definitiva en nuestros resultados, en todas las áreas de nuestra vida. En general, nos convertimos en lo que pensamos y hacemos, y esos pensamientos y acciones suelen estar dirigidos por lo que creemos.

“Por lo general el hombre se convierte en lo que cree que puede ser. Si se repite a sí mismo que no puede hacer cierta cosa, es posible que al final en verdad se vuelva incapaz de hacerla. Por el contrario, si tiene la creencia de que sí puede hacerlo, seguro que adquirirá la capacidad de hacerlo, aunque en principio no la tuviera.” Mahatma Gandhi

Pero entonces, ¿Que es una creencia?

Las creencias son, básicamente, los juicios y opiniones que tenemos de nosotros mismos y del mundo que nos rodea. Se han formado durante toda nuestra vida, a partir de la repetición de experiencias y emociones que refuerzan esa creencia. Las pudimos aprender de nuestra cultura, de nuestro entorno, o de nuestras propias experiencias. Entre más se refuerce una creencia, esta genera una sinapsis neuronal más fuerte en la corteza del cerebro, y se vuelve más predominante, más importante.

Las creencias, en conjunto, se convierten en una especie de sistema operativo sobre el que la mente funciona. Todos los pensamientos, acciones y emociones, se generan sobre la base de nuestro sistema de creencias, como todos los programas de un computador trabajan sobre el sistema operativo del mismo.

Pero una creencia no necesariamente corresponde a la realidad, porque es una percepción nuestra, es como nosotros vemos algo. Puedes imaginártelo como si hicieras un dibujo de un lugar, es una representación, pero no es el lugar en sí.

Es que para ti si tal vez ese dibujo es la realidad, pero para otros tal vez no lo sea.

Pongamos un ejemplo para entender mejor lo que es una creencia, o mas bien, lo que son las creencias limitantes.

Digamos que alguien creció en una familia en la que todos eran empleados, y las creencias sobre el dinero eran limitantes y de escasez. Seguramente, por repetición, tiene una creencia de que el emprendimiento es riesgoso y que es mejor la seguridad de un trabajo estable, además también puede creer que el dinero es difícil de conseguir y por eso la plata no alcanza.

Para él/ella y toda su familia, esas creencias son la verdad, y probablemente si alguno ha emprendido algo, le ha ido mal. Y bueno, tal vez las finanzas no sean las peores en esa casa (ahí como por ser algo de optimista), pero tampoco serán de abundancia, porque el universo siempre confirma lo que creemos.

Por otro lado está alguien que creció en una familia de comerciantes exitosos. Es muy posible que esa persona tenga creencias totalmente opuestas a las del anterior ejemplo, y para él/ella son la verdad. Por lo que lo más seguro es que tenga negocios exitosos, igual o mejor que sus padres, y que gane buen dinero, porque consciente o inconscientemente eso es lo que cree (y asi mismo lo que atrae).

Lo que es una creencia sobre el dinero… 🙁

Aparentemente podemos pensar que la diferencia entre los dos es que uno tiene padres con dinero y por eso es exitoso, en cambio el otro no, y por eso no lo es. Pero eso no es cierto, la razón por la que uno tiene unos resultados exitosos es porque cree que eso es posible y lo hace posible, mientras que el otro cree que no es posible y el resultado es directamente proporcional.

Es que las cosas siempre son las mismas, las relaciones, el trabajo, el dinero… Lo que cambia es lo que creemos al respecto, y eso obviamente define cómo actuaremos frente a ellas y cuáles serán nuestros resultados.

“Tanto si piensas que puedes como si piensas que no, tienes razón” Henry Ford

Entonces, si el dinero siempre es el mismo ¿cómo es posible que una persona crea que es muy difícil de conseguir y la otra crea lo contrario? Si el emprendimiento siempre es el mismo ¿por qué hay alguien que lo hace exitosamente y alguien que ni siquiera lo intenta? ¿Hay uno que está en lo correcto y otro que está equivocado?

Eso es lo maravilloso de las creencias, que ninguna es correcta o incorrecta, simplemente son una idea instalada en nuestro cerebro, que inconscientemente siempre busca confirmación. Y entendiendo esto, podemos empezar a trabajar con creencias que nos apoyen en lo que queremos lograr en nuestra vida, y no con creencias que nos alejen de nuestros objetivos.

Te recomiendo: ¿Como hacer que el dinero trabaje para mi? y mitos de los negocios online.

Elimina todas tus creencias limitantes!

¿Qué quiero decir con esto? Pues si lo que tú quieres es sentirte más feliz contigo, empieza a creer que vales mucho y que eres capaz de cualquier cosa que te propongas, si lo que quieres es tener relaciones mejores, empieza a creer que eso es posible y que lo mereces, si lo que quieres es un trabajo mejor, empieza a creer que ya existe y sólo falta encontrarlo, si lo que quieres es más dinero, empieza a creer en la abundancia ilimitada del universo y en que es fácil y sencillo conseguirlo, si quieres tener excelente salud, empieza a creer que tu cuerpo se puede sanar.

Obviamente creer no es suficiente, hay que actuar. Pero recuerda que nuestras creencias guían nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, así que si alineas lo que crees con lo que quieres, pues estás mucho más cerca de lograr tus metas.

Y ojo mi parcero/parcera, no creas que eso es algo tan fácil de identificar, hay creencias que están muy en la superficie y las podemos ver más evidentes, pero hay muchas que están más al fondo y pueden estar saboteando nuestro trabajo para mejorar algún área de nuestra vida (lo que llaman virus mentales).

De hecho, cada vez que una intención tuya está en oposición a una creencia, se genera una incoherencia, un conflicto que no permite que logres lo que sueñas.

Me explico mejor, si tú quieres tener éxito como inversionista en la bolsa de valores, pero en el fondo tienes la creencia de que eres incapaz de lograr el éxito en cualquier cosa, pues vas a generar un conflicto interno que probablemente terminará en fracaso y con una frase como “Yo ya sabía que eso no era para mí, ya sabía que no lo iba a lograr”.

Lee también: Adicción a las redes sociales.

Tu creencia, que es muy poderosa, buscará confirmarse y lo hará, aunque tú no seas consciente de ello.

Hay mis parceros, les digo que este es un tema que vale mucho la pena ahondar, hay cosas en tu vida que se encuentran bloqueadas por creencias que tienes, y que probablemente ni siquiera son tuyas, tal vez las aprendiste de tus padres, o del colegio, o de tu pareja, o de cualquier lado, y el proceso de empezar a descubrirlas será como ir abriendo candados, como ir abriendo puertas que no sabías que existían.

Por lo general nuestras creencias limitantes son inconscientes, o sea, no nos damos cuenta de que las tenemos, y por eso tenemos resultados que no queremos y no nos explicamos por qué. Pero cuando entendemos que las creencias siempre son ideas, y que una idea puede ser reemplazada, pues tenemos en nuestras manos el poder de replantearlas para construir la vida que realmente queremos (oye, te pido que vuelvas a leer esta ultima parte).

Y es que si tengo la posibilidad de elegir qué creer (entendiendo que una creencia no es la verdad absoluta, sino una percepción), pues la verdad yo prefiero mil veces creer en todo lo que me empodere, lo que me de herramientas y posibilidades de hacer mis sueños realidad y vivir una vida feliz y plena. Tiene sentido ¿no? 😉

Daniel Tirado / #BeachMoney

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios en internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

Comparte y ayuda a otros: