Saltar al contenido

SOMOS SERES ESPIRITUALES VIVIENDO UNA EXPERIENCIA HUMANA

Les comparto este escrito (y pintura) de mi tía Silvia…

Alguien que fue muy especial para mí! 😊

Disfruten cada paso sobre la tierra, sean felices, libres, espontáneos, cada paso abrirá el camino, cada camino los llevara al encuentro de su alma que se encuentra como espectadora de sus procesos humanos, y sean eso precisamente: Seres espirituales viviendo una vida humana, no al revés. La maravilla del universo se encuentra contenida en ustedes mismos“.

¿No es una hermosura de mensaje?

El problema es que lo olvidamos en el camino…

Somos espíritus, seres de luz y de amor, de energía y poder ilimitados… y vinimos a aprender, metidos en este cuerpo que es como un carro, como nuestro vehículo para ir por ese aprendizaje que decidimos venir a tener.

Es el alma la que decide venir aquí a tener esta experiencia, y lo ha decidido hace mucho tiempo y en repetidas oportunidades, de acuerdo a lo que ha querido experimentar y a lo que ha necesitado para evolucionar (conceptos de bueno y malo).

Y es por ello que considero que somos seres espirituales antes que físicos.

Imagina que somos pilotos de fórmula uno y se nos entrega un vehículo a cada uno (sí ¡Nuestro cuerpo es como un carro de F1!) para ir a una carrera, que es la vida misma. Y no me refiero a carrera porque sea de afán, como en efecto la vivimos, me refiero a carrera, porque la vida de hecho es como un circuito de F1, o de Náscar, etc…

Donde si vivimos algunos aprendizajes cíclicos, tenemos averías en nuestros coches, momentos de dificultad, donde las cosas no van tan bien y a duras penas pasamos pero derrapando, pero que en algún momento simplemente tenemos que superar y así nos van cambiando de pista.

La cosa es que nos identificamos tanto con esta realidad tridimensional, que a menudo pensamos que somos el carro, y se nos olvida que realmente somos el piloto, somos el ser que va dentro manejando el carro. Además, creemos que ese circuito es todo lo que existe, que no hay nada más allá, como si no existieran más circuitos, o más categorías, o más competiciones…

Y si, sé que a veces puede sonar confuso eso de que “somos seres espirituales”, porque nos han enseñado culturalmente que todo lo que tiene que ver con la espiritualidad, o es religioso, o es místico, supersticioso y mágico, o sea, en pocas palabras, poco serio y hasta mentiroso.

Pero no es así para nada, de hecho, cada vez más la ciencia y la religión se están acercando a todos estos conceptos del alma y la intuición, porque, gústele a quien le guste, o disgústele a quien le disguste, todo lo concerniente al ser humano viene desde la unidad, o sea, desde la conjunción de todo lo que somos, cuerpo, mente y espíritu.

Te recomiendo estas tres entradas:

Todo tiene que ver con todo, todo está relacionado con todo, todo está conectado con todo.

Es más, es muy probable que la principal razón por la que el hombre siempre ha sentido vacíos y sin sentidos, es porque se ha contemplado como un ser sesgado, separado, lo cual no es real, no seria viable. Y es esa fragmentación de lo que somos, la que nos lleva a la separación entre nuestras propias partes, y a partir de ahí, a la separación entre nosotros y el resto del universo.

¿Qué quiero decir con esto?

Que usualmente nos concebimos como una sola parte de nosotros, de acuerdo a lo que nos gusta o a lo que decidimos hacer en la vida.

Por ejemplo, un intelectual que se dedica a nutrir su mente, dejando al cuerpo como una mera carretilla del cerebro, y al alma ignorada, como si fuera una invención fantasiosa de los humanos inferiores que no tienen la capacidad mental suficiente. Un religioso creyente, que dedica todo su tiempo y energía a la devoción, olvidando casi por completo al cuerpo y a la mente. Un físicoculturista que se enfoca en trabajar su cuerpo con disciplina de acero, pero deja de lado el intelecto y/o la espiritualidad (no son generalidades, son sólo ejemplos para ilustrar).

El punto está en que somos las tres cosas al tiempo, y son indivisibles, una necesita a la otra para sobrevivir. Así que cada vez que dejamos de lado una de las tres, estamos negando su papel protagonista y violando el perfecto equilibrio que existe entre todas (película el cambio).

Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana! Y como dijo mi tía Silvia:

Debemos siempre disfrutar cada paso sobre la tierra…

Seamos felices, libres y espontáneos!

Ya que podemos estar seguros que cada paso que damos abrirá el camino…

Y cada camino nos llevará al encuentro de nuestra alma…

Que se encuentra como espectadora de nuestros procesos humanos.

Y seamos precisamente eso… Seres espirituales viviendo una experiencia humana, no al revés.

La maravilla del universo se encuentra contenida en nosotros mismos. 🙂

Silvia es una de mis grandes maestras de la vida, quien incluso hoy en día me sigue transmitiendo mensajes a travez de Anahid y de otra medium (persona con contacto directo con el mundo de los espíritus) amiga mía a quien frecuentemente visito.

Y bueno, espero haber conectado hoy con ustedes, ya que #DineroenSandalias no trata solo de prosperidad económica… Hay otro tipo de riquezas que a veces descuidamos y que son incluso mas importantes que las del bolsillo.

Daniel Tirado / #BeachMoney

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios en internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

 

Comparte y ayuda a otros: