Saltar al contenido

¿QUÉ ES RESILIENCIA?

¡Parceros! ¿qué más pues? Les cuento que hace poco me encontré en internet con una palabra completamente desconocida para mí, “resiliencia”, la verdad me causó bastante curiosidad (no estaba en mi diccionario paisa) entonces busqué la definición y ¡Uff! ¡No se imaginan lo valiosa que me pareció esa palabra! pienso que si todos aplicáramos su significado, nuestro día a día sería mucho más positivo, es decir, si todos fuéramos “resilientes”.

¡Dany pero dejá la carreta ome y contános bien qué es resiliencia!

¡Va! Resiliencia es la capacidad de adaptarnos positivamente a las situaciones difíciles o adversidades que se presenten en el camino, a esos momentos que normalmente tienen un impacto negativo para nuestro alrededor y que llamamos “tragedias”.

Hay situaciones que superan nuestra capacidad de solución o que en términos paisas “se nos salen de las manos”, pueden ser momentos dolorosos como rupturas amorosas, enfermedades graves o incluso la muerte de algún ser querido… Esos espacios en donde solo queremos encerrarnos a llorar y nos sentimos completamente frustrados…. Es en ese punto de quiebre es donde decidimos si ser resilientes o no.

Ser resiliente es adaptarnos a todas esas “tragedias” con una actitud positiva, es mantener un estado de tranquilidad aún en todos esos momentos tan difíciles, parceros, tener resiliencia es mantenernos fuertes sin importar las circunstancias por las que hemos pasado o las que estamos pasando… ¡que palabra tan bonita ome!

Después de leer su significado decidí investigar mucho más, tomé nota de los consejos que más valor tenían para compartirlos aquí con ustedes, aunque si les soy sincero, no solo son para ustedes ¡yo también los voy a poner en práctica! Porque parte de lo que leí me dejó muy claro que no nacemos siendo resilientes, lo desarrollamos.

Trabaja en el estrés

Parceros, las dificultades debemos verlas siempre como oportunidades de aprendizaje, desesperarnos, enojarnos o tener cualquier reacción negativa ante los momentos difíciles no va a solucionar los problemas, al contrario, los va a empeorar, nos vamos a bloquear mentalmente y vamos a crear un ambiente pesado y poco atractivo en el día a día.

Muchas veces nos estresamos tanto que no nos damos cuenta que lo único que estamos consiguiendo es afectarnos física y emocionalmente… parceros, todos tenemos claro que el estrés es un arma peligrosa, lo que no sabemos es que esa arma no apunta a los demás sino directamente a nosotros.

Lo que dice la resiliencia es que no hay que buscar controlar las situaciones sino nuestras emociones, nuestra reacción ante lo que suceda es la que define lo que es positivo o perjudicial para nuestra vida.

Debemos permanecer en función de mantener nuestro bienestar mental, no podemos estresarnos por cosas que no podemos controlar; cuando dejamos el estrés a un lado hacemos que nuestra mente se despeje y busque las mejores reacciones y soluciones para las adversidades.

Pregúntate, ¿lo puedes solucionar? Si la respuesta es “si” entonces ya sabes qué tienes que hacer, si la respuesta es “no” entonces ¿para qué te preocupas?

Disfruta los retos

Parceros, todos hemos tenido situaciones que para las demás personas parecen obstáculos pequeños y muy fáciles de eliminar, pero para nosotros son todos unos retos casi que imposibles de lograr… Lo más complicado es que se convierten en una barra cada vez más firme que nos bloquea el camino por el que queremos ir.

Lo que sucede con esto es que gran parte de lo que nos quita la resiliencia es empezar a preocuparnos mucho antes de empezar a buscar soluciones, ¿qué es más importante? Debemos priorizar y actuar. Mantener la tranquilidad permite que tu pensamiento sea más amplio, que tenga una mejor visión y encuentre conscientemente las soluciones.

Muchachones, a lo largo de nuestra vida siempre vamos a tener una serie de retos por superar, ¿qué tal si los disfrutamos? Es que si convertimos esos retos en oportunidades de progreso, en avance y los manejamos con buena actitud ¡ya estamos siendo resilientes! Estamos convirtiendo lo negativo en una gran oportunidad… disfrutarnos el proceso y sacarle el mayor provecho es lo único que en realidad tiene valor. ¡si las situaciones nos dan la espalda sonriamos y pasemos por un lado!

Confía en ti

Si dudas de tus capacidades para solucionar los problemas, no dejarás de alarmarte ante cada situación complicada que se presente en el camino, si confías en tus habilidades para enfrentar los momentos difíciles tu mente se encargará del resto… Las cosas fluirán mucho más fácil cuando confiamos en que somos capaces de solucionar los inconvenientes.

Una de las grandes cualidades de un resiliente es la confianza que se tiene a sí mismo para enfrentar las adversidades de la forma correcta, siempre con una buena actitud y de una forma mucho más racional. Pero ¡hey! No nos podemos confundir, no es confiarnos e ignorar los problemas, es enfrentarlos de la mejor forma posible.

Ome, si no le buscamos una solución a las dificultades y solo las pasamos por alto, lo único que lograremos es agrandar los inconvenientes a futuro, por lo tanto, no le demos la espalda a las circunstancias negativas, tampoco las pasemos por alto, simplemente actuemos de la forma que consideremos correcta (positivamente) para que no vuelvan a aparecer en nuestro camino; Parce, y si no tiene solución entonces solo debemos encargarnos de saber tolerarlo y aceptarlo.

Te recomiendo leer: Cómo triunfar en la vida

Debemos confiar en nuestras capacidades, mentalizar que todo es posible, que todo estará bien, luego, dejemos que nuestra mejor actitud fluya, que reciba de frente los problemas y los convierta en combustible para crecer personalmente.

Dale importancia a lo importante…

Muchas veces nos desgastamos, nos esforzamos y perdemos tiempo en lo que en realidad no vale la pena, debemos darle a cada cosa la importancia justa, preguntarnos antes de actuar ¿merece mi atención?¿mi tiempo? Parceros, el tamaño del problema debe ser proporcional a la cantidad de tiempo y esfuerzo que invertimos en él.

Como dicen las abuelitas, no debemos ahogarnos en “un vasito de agua”, aprende a analizar la magnitud de la situación, analiza las posibles soluciones y luego actúa de acuerdo a eso, recuerden mis parceros que preocuparse no resuelve los problemas, tomar acción sí.

Aprende a tomar decisiones

Cuando se trata de nuestra felicidad y lo que queremos para nuestra vida muchas veces la mejor opción es seguir nuestros impulsos y aprender a identificar lo que nos está gritando nuestro ser interior, pero cuando se trata de problemas, una reacción muy común es alarmarnos y actuar de forma negativa como mecanismo de defensa.

La resiliencia pide que evites ser impulsivo y también equivocarte por no analizar tus actos antes, como dicen por ahí, debemos pensar con “cabeza fría”, nuestras reacciones frente a los problemas pueden ser completamente decisivos y sin posibilidad de corrección, por eso, lo mejor es pensar muy bien nuestros actos frente a las adversidades que se nos presenten.

Parceros, los resultados del futuro dependen de las decisiones que tomemos en el presente, necesitamos ser emocionalmente inteligentes, a veces nuestro ego u orgullo nos hacen desviar de los actos correctos.

Si nos convertimos en personas resilientes, ese ego lo dejamos a un lado, el orgullo lo convertimos en comprensión y consciencia, de eso se trata mis parceros… Tomémonos el tiempo necesario para responder ante los problemas, somos nosotros los únicos que lo decidimos y así mismo, dependiendo de esa decisión podemos ser nosotros los beneficiados o perjudicados.

Decide aportarle al mundo

Todos tenemos dificultades, las tormentas por las que has pasado muchas personas pueden estarlas pasando en este momento, debemos ser igual de aportantes a como nos gustaría que fueran las personas con nosotros en los momentos difíciles.

Por esto, evitemos al máximo influenciar negativamente a las personas, tampoco despertarles sensaciones o momentos de dolor, busquemos motivar y ayudar en lo que consideremos posible. Por experiencia propia, ayudar a alguien genera una satisfacción inexplicable para nuestra vida, parceros, ¡ayudar es ayudarnos!

Es que cuando sentimos que ayudamos a las personas, nuestra mente se siente capaz y empieza a tenerse más confianza, aportar al mundo es igual a aportarnos a nosotros, por eso, comportémonos como quisiéramos que se comportaran con nosotros y ayudemos a construir sin algún tipo de interés.

Artículo recomendado: Mi vida, mi obra de arte

Parceros, ser resiliente es algo complejo que requiere tiempo, pero sobre todo, muy buena actitud, recuerden siempre que entre más resiliencia tengamos, mayor calidad de vida nos estamos dando.

La pregunta entonces es ¿estás dispuesto a poner en práctica lo que es resiliencia? Que ni el mismo corrector de ortografía me la reconoce al escribirla, ni la entiende… 🙂

Un saludo mis parceros!

Daniel Tirado / #NomadaDigital

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios en internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

Comparte y ayuda a otros:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (8)

Exelente todo el contenido

Responder

Muy buen artículo con muy buen análisis es importante trabajar en esto, excelente mensaje positivo.

Responder

Me parece adecuado el contexto de igual manera

Responder

Que buen artículo mi hermano gracias nuevamente.

Responder

Excelente
Es lo que muchos debemos aprender, a ser resilentes de esa manera podremos rener exito en nuestro dia a dia.

Responder

Buenas tardes me emociona lo que plasma aquí en esta página web . Me interesa el trading . He estado leyendo sobre eso . Lo veo como una vía de escape y al final poder conseguir la libertad financiera para tener lo que todo ser humano busca paz y tranquilidad. Feliz tarde

Responder

Me gusta muchísimo esa filosofía de vida parcero, cada día me estoy esforzando por seguir esos mismos pasos y me siento súper bien día tras día. Gracias por aportar valor a la vida

Responder

EA

Responder