Saltar al contenido

¿SEGURO QUIERES TENER HIJOS EMPRENDEDORES?

¿Estas seguro que quieres tener hijos emprendedores? Es que hoy en día vemos a muchos emprendedores exitosos hablando sobre emprendimiento, libertad financiera y felicidad, pero muy pocas veces se ven hablando sobre las cosas duras que les toco afrontar para llegar a ello…

Porque te digo que esto de ser emprendedor puede ser algo similar a una montaña rusa, no bien llegas a la cima, ya estás cayendo y sintiendo el vértigo. Y no me refiero sólo al tema económico, sino al físico y al emocional.

Estás en un constante movimiento entre diferenciar tus productos/servicios, posicionar tu marca, conseguir clientes, innovar, hacer nuevos contactos, solucionar imprevistos, celebrar que los solucionaste, esperar que te paguen, etc. y vuelve a empezar la función. Adicional a la presión que puede generar tener colaboradores que dependan económicamente de ti.

Y todo esto cada día, todos los días…

Por ello te pregunto de nuevo: ¿Estas seguro que quieres tener hijos emprendedores?

Yo aun recuerdo uno de los pensamientos recurrentes que llegaban a mi mente hace algunos años al mirar a la gente asalariada, quienes me hacían preguntar, ¿será que si voy por el camino correcto? ¿será que tantooo trabajo si dará algún día sus frutos? Yo los veía llegar a sus hogares si un poco cansados, pero sin ninguna responsabilidad extra por cumplir.

Llegaba el fin de semana y mientras yo seguía pegado al computador (ya hasta con dolor de nalgas de permanecer ahí sentado por horas/días/semanas/meses/añosss) ellos se iban para fincas con sus amigos y de fiesta los fines de semana.

Y si, tal vez con ese sabor agridulce de que tal vez no eran 100% felices con lo que hacían, pero tan siquiera tenían esos mini descansos de desconexión total de responsabilidades los fines de semana  y a diario al terminar sus horas laborales.

Que a diferencia con un emprendedor, pocas veces se tienen al comenzar!

Aunque no podemos generalizar, porque cada emprendimiento tiene su propia personalidad, es como un ente vivo que está estrechamente ligado a su creador, tanto a sus sueños, como a sus pesadillas. Además, su perfil depende totalmente del tipo de negocio que sea y de lo que su dueño esté dispuesto a hacer para lograrlo.

Por ejemplo, habrá quien tenga un emprendimiento para tener más tiempo y libertad. Esa persona es posible que no esté dispuesta a sacrificar su tiempo ni su paz para que su empresa se convierta en una súper empresa, entonces se sentirá conforme con tener una empresa pequeña, que le permita solventar sus gastos tranquilamente y manejar su tiempo. Seguramente tendrá imprevistos y retos, pero no unos tan difíciles de superar.

También habrá quien quiera lograr ingresos pasivos a mediano plazo, para tener luego una vida tranquila, o dedicarse a otras cosas que le interesen más. Por ejemplo, alguien desarrolla una serie de infoproductos para luego comercializar en línea. Esa persona probablemente estará dispuesta a invertir mucho de su tiempo y de su capital ahora, además de ajustar su estilo de vida para sobrevivir mientras los hace y los vende, pero luego éstos le retornarán recursos, y seguramente, multiplicados.

Encontraremos también al emprendedor que quiere ganar mucho dinero con su negocio, a toda costa. Este tipo de emprendedor tal vez estará dispuesto a cualquier cosa con tal de lograr sus objetivos, como dice el dicho “El fin justifica los medios”. Y es probable que sus “medios” terminen generándole riesgos que lo metan en problemas y que afecten su empresa.

También hay quien quiera emprende para “ser el mejor” en su nicho. Estos emprendedores están dispuestos a hacer todo lo que esté en sus manos para lograr sus objetivos, claro está, a punta de trabajo. Son personas que trabajan de sol a sol y, de ser necesario, hacen a un lado todos los demás aspectos en su vida, para no distraerse de sus metas.

Y aunque su vida no esté muy equilibrada, son geniales e innovadores y seguramente gracias a ellos disfrutamos de productos y servicios excepcionales. Tal vez no sean un ejemplo de vida para muchos, pero sí que dejan un legado, aunque paguen un alto precio por él.

Dany, y a ti ¿Te gustaría tener hijos emprendedores?

Claro que si, pero sabiendo desde antes lo durooo que será para ellos, y así mismo mismo estaré preparado para educarlos lo mas que pueda sobre el tema, haciéndoles un acompañamiento respetuoso, y entendiendo que esto de ser emprendedor no es tan hermoso como lo pintan, por que les digo algo, hay que comer mucha “m” para legarlo!

Te recomiendo estas dos lecturas:

Y si, yo soy emprendedor, y si miro en retrospectiva mi vida, cada paso doloroso o placentero para llegar acá ha valido la pena. No cambiaría por nada lo que he vivido, lo que he aprendido, ni lo que he conseguido, sin embargo, si algo tengo claro ahora es que emprender no es para todo el mundo!

Y lo digo por que hay que tener un carácter especial para lograr serlo, es que son tantas las distracciones que es muy fácil distraerse, ademas que el mundo no funcionaria si todos fueran emprendedores, hay gente que simplemente nació para recibir ordenes y no esta acondicionada para tomar riesgos, los cuales siempre existirán!

Ademas, no porque yo sea emprendedor espero tener también hijos emprendedores.

Igual sí creo que hay muchas ventajas con serlo, ya que alcanzaras cosas que de otro modo no te serian viables. Puedes tener mejores y mayores ingresos, puedes manejar tu tiempo, puedes desarrollar tus ideas con libertad, pero principalmente, puedes elegir constantemente, porque al no depender de nadie, sueles tener más opciones.

Pero no todo es color de rosa, y por todas esas maravillas hay que pagar un precio (como ya les he dicho, no crean tanto en mis hermosas fotos de viaje y en mi super vida perfecta, por que detrás de todo esto les aseguro que fueron muchos los sacrificios que me toco hacer), un precio que no todo el mundo está dispuesto a pagar.

Así que si mis hijos quieren ser emprendedores, después de verme a mí, contarles mi historia (como se verdad se cuenta, con lo bueno y lo malo) decidieran ser emprendedores, los apoyaré 100%, lo que sea que los motive y los haga felices. Pero antes, me aseguraré de que no se dejen llevar por la publicidad que sólo muestra las ventajas y elijan conscientemente si están dispuestos a pagar ese precio, o no.

¿Estás tú dispuesto a pagar el precio? Si te pregunto ¿Cuánto quieres ganar? ¿Qué me vas a responder? ¡Claro! todos queremos ganar, y sin límites.

Pero… ¿Cuánto estás dispuesto a invertir? y ¿Cuánto estás dispuesto a perder? Esas son las preguntas que necesitas responderte cuándo pienses en ser emprendedor, porque todo hace parte del mismo paquete.

Y ojo, que no se trata sólo de dinero! 😉

Daniel Tirado / #BeachMoney

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios en internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

Comparte y ayuda a otros: