Wow !! Aquí pegado de los artículos diarios Danny, no bajes el ritmo 😃 Y muy cierto lo que mencionas en el artículo, de por sí yo viví algo parecido, era muy malo para expresar lo que pensaba, tanto que ni daba para comprar algo en la tienda. Ese miedo al que dirán, y esa desconfianza en mi voz o en mis ideas me truncaron por muchos años y a veces por tomar una «voz prestada» caía en muchas equivocaciones. Luego entendí que por naturaleza somos una especie social, que se comunica, que se expresa y que nadie me va a comer ni llegará el apocalipsis por decir lo que pienso 😅 Desde entonces me pasa lo mismo jajaja creo que ahora me cuesta dejar de hablar. Un fuerte abrazo !

Responder