Saltar al contenido

NO ACEPTES CRÍTICAS CONSTRUCTIVAS DE ALGUIEN QUE NO HA CONSTRUIDO NADA

Es común escuchar de las personas que nos rodean e incluso de nosotros mismos algunas “críticas constructivas” lanzadas hacia alguien más, y esto es porque hemos dejado que el hábito de criticar se convierta en algo “normal” e incluso en una costumbre del día a día, sin darnos cuenta de la trascendencia que puede tener en aquel sobre quien recaen dichas críticas.

Criticar es fácil y la mayoría de personas suelen hacerlo sobre cualquier tema, independientemente de si tienen o no suficiente conocimiento para hablar de él, sin embargo hoy quiero decirte que no es posible criticar a los demás sin mirarnos primero a nosotros mismos, ni mucho menos es posible recibir “críticas constructivas”de otros cuando estas personas no son fiel ejemplo de lo que expresan…

De allí viene la grandiosa frase…

No aceptes críticas constructivas de alguien que no ha construido nada

Pues si te detienes un segundo a evaluar de quién vienen las críticas, podrás darte cuenta que quizá la vida de esa persona o grupo de personas se queda corta frente a tus aspiraciones y formas de pensamiento.

Así que antes de recibir “críticas constructivas”, consejos o comentarios de cualquiera, vale la pena mirar si esta persona merece tu atención, y aunque esto pueda sonarte a frase de cajón es necesario recordar que muchas veces dejamos que criticas vacías influyan drásticamente en nuestra vida sin antes haberles aplicado el filtro que les corresponde. No obstante, el error no es está en la crítica misma, sino más bien en la incapacidad de reflexión que a veces tenemos ante ella.

Te recomiendo estas dos entradas:

Críticas constructivas ejemplos.

¿Qué tal si por un momento lo entendemos de la siguiente manera?… la gente no te dice cosas, la gente simplemente dice cosas y tú decides si dejas entrar o no sus palabras en tu vida, eres tú quien tiene el derecho y la responsabilidad de poner los filtros pertinentes para blindarte de palabras, personas y acciones que puedan llegar a frustrar tus sueños o lo que es peor aún, que puedan llegar a hacerte sentir acomplejado/acomplejada, inferior e incapaz.

Si me devuelvo unos cuantos años en la historia de mi vida, no te niego que cuando empezó a aparecer en mi mente la idea de subir mis aventuras de viajes en YouTube y redes sociales, compartirlas con ustedes y empezar a ser un personaje público, tenía mucho miedo de que las personas criticaran lo que hacía, tal vez porque podían no estar de acuerdo con mis consejos, por que hablaba demasiado rápido o porque apenas me estaba enfrentando a la sensación de hablar solo frente a una cámara y esto por un momento me detuvo de hacer lo que realmente quería.

En aquel entonces aunque tuviera mil likes y tan solo un comentario negativo, dicho comentario podía hacerme dudar de mis capacidades, pero esto fue hasta que entendí que las críticas siempre van a estar presentes, que es natural que nos disguste que hablen mal de nosotros, pero también que no puedo detenerme por las opiniones de los demás, pues de ser así, estaría viviendo la vida de otros y no la que yo realmente deseo vivir.

Ademas recuerda que primero te van a criticar, pero luego te van a admirar!

Poco después y gracias a que decidí vivir la vida a mi manera exterminando de cierto modo los parámetros sociales, también pude comprobar que las personas suelen poner su mirada en esos modos de vida y pensamientos que no se encasillan dentro de los estereotipos comunes (los críticos constructivos de profesión)y es allí cuando la crítica entra en juego, pues esta se convierte en su forma de escudarse frente al miedo de ser juzgados y frente a la sensación de sentirse fracasados por no vivir la vida que alguna vez soñaron.

Lo difícil aquí es cuando las críticas vienen de esas personas que más queremos, quizá de un padre que le dice con total certeza a su hijo que nunca triunfará si elige renunciar a su empresa, dejar de ser empleado y crear su propio negocio, pero ese padre nunca ha obtenidos resultados profesionales ni económicos admirables durante su vida como empleado…

Entonces, ¿Realmente vale la pena que este hijo deje entrar las críticas de su padre en su vida y frustre sus sueños?

Yo creo que no mis parceros, es que las personas que no llegan muy lejos en sus vidas, esos de sueños frustrados por no haber tenido las pelotas bien puestas para empezar, siempre te diran que tienes que ser como ellos, pues nunca han explorado nuevas posibilidades y su forma de llevar la vida es la única que conocen (es por esto que hablan con total certeza y uno se lo cree).

Así pues que por muy difícil que sea dejar ciertas opiniones a un lado, debes hacerlo y seguir adelante para crear tu propio criterio desde las experiencias vividas. Nunca permitas que te digan que no puedes hacer algo, si tienes un sueño tienes que perseguirlo, llévalo a cabo y saca tus propias conclusiones…

Lee también: ¿Como alcanzar un sueño?

Ademas, utiliza esa “critica constructiva” a tu favor, como lo hago yo cuando se me acercan a contarme por qué mi negocio/idea/proyecto no va a funcionar. Es que siempre los escucho, porque son ellos quienes le inyectan esa gasolina a mis sueños, quienes me retan, quienes me animan e impulsan a salir desbocado a cumplirlos, y no solo por demostrarles a ellos que sí era posible, si no por demostrarme a mi mismo que sí era capaz!

Así es como se crece… 😉

Daniel Tirado / #BeachMoney

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios en internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

Comparte y ayuda a otros: