Saltar al contenido

CONCEPTOS DE BUENO Y MALO

Bueno y malo

Hoy les quiero hablar sobre algunos conceptos de bueno y malo, ya que vivimos en un mundo de dualidades, en el que todo funciona con opuestos. Hay arriba y abajo, hay luz y oscuridad, hay grande y pequeño, y por supuesto hay bueno y malo.

Hemos aprendido a ver siempre las situaciones, cosas y personas, como buenas o malas, según nuestra percepción, o según la percepción colectiva. Por ejemplo, si alguien sufre una enfermedad, es algo malo, si te dan un aumento en el trabajo, eso es bueno. Si tienes un accidente, o tu pareja te deja, o te quiebras, es terrible, te cayó la plaga; pero si cambias el carro, o consigues pareja o te ganas la lotería, es muy bueno ¡estás de suerte!

No nos hemos dado cuenta que las situaciones, cosas o personas, no son buenas ni malas, simplemente son, y somos nosotros quienes les damos el significado, el “bueno” o el “malo”.

¿No me creen? Les pongo un ejemplo.

Un día hay un partido de fútbol, es una final muy importante. A un lado de la ciudad hay un hincha del equipo 1, adora a su equipo furibundamente y sigue cada movimiento. Obviamente está súper emocionado y angustiado por la final, ya tiene la camiseta, la bufanda, la gorra, la chaqueta y la bandera puestas, y canceló todos sus compromisos para poder concentrarse en el evento. En el extremo opuesto de la misma ciudad hay un hincha del equipo 2. También adora a su equipo y ha seguido un ritual muy parecido al otro hincha para este tan anhelado día.

Empieza el partido y ¿adivinen qué? Como en cualquier final, alguien tiene que ganar y, por consiguiente, alguien tiene que perder. Así que inevitablemente uno de los dos hinchas va a celebrar y el otro enfrentará la derrota. O sea que uno de los dos definirá el partido como bueno y el otro como malo, pero es el mismo partido ¿lo ven ahora? Lo que para alguien es malo, para otro puede ser bueno, así que en el fondo, las cosas en sí no son una o la otra, son simplemente lo que nosotros vemos, percibimos y definimos.

Vemos las cosas, no como son, sino como somos nosotros.

Pero bueno, antes de seguir con el tema, me gustaría escucharas esta corta historia que me contaba mi padre cuando era chico, y que aun recuerdo como si fuera ayer. Es la fábula de los dos lobos, y muestra como somos nosotros quienes le damos poder o a uno o al otro en nuestra vida, y dependiendo de ello es como nos relacionamos a diario.

Esta fábula me gustaba mucho, y si que influyo en mi como persona. Muchas veces voy a hacer algo y en vez de pensar si es algo bueno o malo, me examino por dentro y reviso de que lobo viene esa orden, y cual es el que esta ganando la pelea en ese momento. Es solo controlar a ese lobo oscuro (que todos llevamos por dentro) y darle mas fuerza a ese lobo blanco, esa luz interna que siempre esta luchando por crecer! 🙂

Lee también:

Mas ejemplos de bueno y malo.

Ok, siguiendo con el tema, si alguien está enfermo, es considerado como “malo” ¿cierto? Pero una enfermedad puede ser un instrumento para que le demos atención a nuestro cuerpo, o para que sanemos una relación con alguien, o para que replanteemos algunas áreas de nuestra vida. Así que una enfermedad no es necesariamente algo malo si la vemos como una alarma que nos está avisando que hay algo que no está funcionando, de hecho puede ser una gran bendición.

Por otro lado, supongamos que alguien se gana la lotería. Seguramente el comentario general sería “Uy, qué de buenas ganarse toda esa plata”, como si fuera la mayor bendición del mundo, como si se le hubiera aparecido la virgen. Pero ganarse la lotería es un sueño que fácilmente puede convertirse en una pesadilla, es más, las estadísticas dicen que hasta el 70% de las personas que ganan repentinamente grandes sumas de dinero, después de unos años terminan en la quiebra y con una vida destruida. Así que algo que aparentemente es bueno, puede terminar siendo lo contrario.

Lo que quiero decirte con todo esto es que cada situación que vives tiene pros y tiene contras, pero en tus manos está enfocarte en sus ventajas y sacar provecho de ella para avanzar en tus propósitos, o pensar que es terrible y dejar que te defina de manera negativa y bloquee tu camino.

Finalmente, las percepciones son ideas, son creencias, y como te he dicho en otras oportunidades, una creencia puede transformarse. Tenemos el poder de cambiar nuestro punto de vista, cambiar la perspectiva desde donde miramos, y darnos cuenta que en cada cosa que tenemos, vivimos y sentimos, puede haber una gran bendición o una terrible maldición, y somos nosotros quienes elegimos cómo verla y qué significado darle.

Así que hoy te invito a que revises todas aquellas situaciones que has definido en tu vida como “malas” y encuentres en ellas esa enseñanza o lección que vienen a darte. Nada pasa en este universo porque sí, todo tiene una razón de ser y todo puede ser de gran utilidad si decidimos dejar de lado esas clasificaciones y ver el lado brillante en cada cosa.

Si te fijas en la vida de muchas personas exitosas, han sido las situaciones difíciles y aparentemente malas las que les han permitido reaccionar y tomar decisiones diferentes que les han llevado a conseguir grandes metas (como vivir tranquilo y en paz).

Así que cuando en tu camino se crucen personas, cosas o situaciones que te confronten, te incomoden y te duelan, antes de definirlas como malas y rechazarlas, entiéndelas como maestros, que vienen a enseñarte algo, a ayudarte a caer en cuenta de algo importante para tu crecimiento y evolución.

No olvides que a final de cuentas no hay nada malo ni bueno, las cosas simplemente son lo que son, y tú eliges qué significado darles.

Tú tienes ese poder! 😉

Daniel Tirado / #BeachMoney

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios en internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

Comparte y ayuda a otros:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (7)

Me encantó este artículo.
Me recordó está Parábola. https://youtu.be/8ihiyZaiG1M
Gracias!..

Responder

Bonita…

Responder

Si, muy buena esa parábola, para reflexionar sobre ello… gracias

Responder

Siempre con tus buenos artículos. Un saludo Dani y nos vemos el sábado a las 8 en punto en tu conferencia con Oliver 🙂

Responder

Asi es, nos vemos!

Responder

Wow… Estoy tan emocionada de leer tu blog y dar con él.
Estoy pasando por un momento de mucho aprendizaje, de errores y dolor pero que finalmente los veo como un aprendizaje como una experiencia no cómo algo malo o bueno, es sencillamente experiencias.
Gracias por tus palabras sigue escribiendo.
Un abrazo…

Responder

Una cosa buena que deriva de una mala o viceversa no tiene relacion el origen con su resultado final…la gente que no sabe que es bueno o que es malo se lo defino… bueno es todo lo que lleva a ser no libre sino de provecho para un sistema correcto de crecimiento sin bajas solo aporte…. si hago el mal porque creo que hago el bien es porque ese metodo es menos perfecto que el metodo correcto es decir hay algo que estoy haciendo mal igual haciendo que la ecuacion sea malo bueno en vez de bueno bueno… la diferencia es que en la segunda ocacion se hizo tanto al inicio como al final algo bueno es facil darse cuenta..

Responder